“Caja de clásicos”

Esta noche,mientras volvía a casa después de una tarde/noche muy agradable en muy buena compañía, venía escuchando “Classic Box” un programa de radio de M80, es una programa al que la gente llama y pide canciones que para ellos son clásicos y explican porque,la historia con la que relacionan la canción o a que momento de su vida les trasporta… Porque la música tiene esa maravillosa y fantástica cualidad de transportarnos

La verdad es que siempre me han gustado ese tipo de programas radiofónicos y esta noche me ha cogido más melancólica. He estado a punto de coger el teléfono y pedir una canción,pero casi que prefiero compartir esta pequeña historia con vosotros que en las ondas…

Habría pedido “Los muñecos quitapenas” de Tonxtu. Y vosotros,si acaso conocéis la canción,diréis sorprendidos “¿Consideras esa canción un clásico? ¡ Sí pasó bastante desapercibida! “ … y no os faltará razón. La verdad es que habría pedido cualquier canción de ese disco de tonxtu; “Risk”, “Para tocar el cielo”, “Entiendes”…

Simplemente, me apetecía escucharlo… A este canta-autor lo conocí hace mucho, cuando compartir música no se veía de la misma manera, porque entonces que te copiarán un disco no se consideraba piratería,sino hacerte participe de lo mucho que te gustaba o decía un artista. El caso es que había algún chico muy enamorado de mi hermana mayor, que por aquel entonces era una niña de 12 o 13 años, que le mandaba cartas y cintas de casete. Una de esas cintas era una grabación del “Se vende” de Tonxtu y ¡me fascinó! Por aquel entonces tendría unos 9 años y estaba empezando a conocer el mundo… La sensibilidad de sus letras me encandiló y gracias a esa influencia, soy una romántica empedernida en cuanto a gusto musical… Una ñoña.

Una ñoña muy orgullosa de lo ñoña que es.

Anuncios

Casi todo el mundo…

Siempre he creído con firmeza eso de que toda persona que conoces en tu vida te afecta de alguna manera.
No me refiero a toda persona con la que te cruzas,si no a conocer a alguien,tratar con él o ella de alguna manera… Y hoy esta creencia crece.

Explicarlo sería absurdo y aburrido,dejarlo reflejado por estos lares puede que algún día me ayude de algo.

El dicho aquel de “Dime de que presumes y te diré de que careces” pero en una versión más “Dime que críticas en los demás o en que te fijas y mírate a ti mismo”
Es bastante probable que en el refranero español haya un dicho más propio para lo que expongo,pero ahora mismo no recuerdo ninguno… así que ya sabes,si al leer esta entrada se te viene alguno a la mente ¡¡No dudes es ponerlo en los comentarios!!

Why?

Hace unas semanas un desconocido me preguntaba el porque de la falta de vida que hay en este blog… Creo que este borrador tiene la respuesta,lo voy a publicar así,prematuro,tal y como estaba…

Cuando pienso en escribir un post, solo se me ocurren frases,muy monas para twitter, antes ni siquiera sabia que poner en twitter,lo malo de todo esto,normalmente, no tengo un ordenador delante para twittear mis ocurrencias y al final…ni posteo ni twitteo

Y así esta mi blog, más soso que todas las cosas.

El bloqueo ante el “papel en blanco”,el miedo a que lo que tengo que contar resulte aburrido,la cobardía a exponer mi pensamiento al mundo… La falta de costumbre.

Como el tiempo…

… que esta “mu tonto”

Aquí en el sur a los días como hoy,en los que las nubes no dejan ver la luz del sol,pero tampoco descargan mucha agua,ni traen frío,ni nada de nada los llamamos así…  “Días tontos”

Y digo que yo estoy como el tiempo por que es lo que me ocurre cada vez que me planto delante del creador de entradas en blanco,me pongo “mu tonta” y se me olvidan las ideas que se me ocurren cuando no estoy en el ordenador para plasmarlas, o comienzo a escribir pero me las planteo tanto que al final se quedan como borrador… que tengo unos cuantos ya acumulados y cuando voy a retomarlos,como que ya no me llama escribir o publicar sobre esa anécdota o ese tema

En fin, aquí esta una servidora derribando miedos y escribiendo un “mierdi-post” haciendo declaraciones que no se si cumpliré,pero con el firme propósito de cumplir las intenciones que hay detrás de estas líneas 😉

 

Una de fábula

Buscando material para un trabajillo que tengo que hacer para mi carrera de magisterio(curso 3º de magisterio de educación primaria en la universidad de Almería) me he encontrado con una nueva versión de la famosa fábula de “La liebre y la tortuga”

Es un poquito más larga,pero os animó a leerla;

Una tortuga y una liebre siempre discutían sobre quién era más rápida. Para dirimir el argumento, decidieron correr una carrera. Eligieron una ruta y comenzaron la competencia. La liebre arrancó a toda velocidad y corrió enérgicamente durante algún tiempo. Luego, al ver que llevaba mucha ventaja, decidió sentarse bajo un árbol para descansar un rato, recuperar fuerzas y luego continuar su marcha. Pero pronto se durmió. La tortuga, que andaba con paso lento, la alcanzó, la superó y terminó primera, declarándose vencedora indiscutible.

Moraleja: Los lentos y estables ganan la carrera.

Pero la historia no termina aquí: la liebre, decepcionada tras haber perdido, hizo un examen de conciencia y reconoció sus errores. Descubrió que había perdido la carrera por ser presumida y descuidada. Si no hubiera dado tantas cosas por supuestas, nunca la hubiesen vencido. Entonces, desafió a la tortuga a una nueva competencia. Esta vez, la liebre corrió de principio a fin y su triunfo fue evidente.

Moraleja: Los rápidos y tenaces vencen a los lentos y estables.

Pero la historia tampoco termina aquí: Tras ser derrotada, la tortuga reflexionó detenidamente y llegó a la conclusión de que no había forma de ganarle a la liebre en velocidad. Como estaba planteada la carrera, ella siempre perdería. Por eso, desafió nuevamente a la liebre, pero propuso correr sobre una ruta ligeramente diferente. La liebre aceptó y corrió a toda velocidad, hasta que se encontró en su camino con un ancho río. Mientras la liebre, que no sabía nadar, se preguntaba “¿qué hago ahora?”, la tortuga nadó hasta la otra orilla, continuó a su paso y terminó en primer lugar.

Moraleja: Quienes identifican su ventaja competitiva (saber nadar) y cambian el entorno para aprovecharla, llegan primeros.

Pero la historia tampoco termina aquí: el tiempo pasó, y tanto compartieron la liebre y la tortuga, que terminaron haciéndose buenas amigas. Ambas reconocieron que eran buenas competidoras y decidieron repetir la última carrera, pero esta vez corriendo en equipo. En la primera parte, la liebre cargó a la tortuga hasta llegar al río. Allí, la tortuga atravesó el río con la liebre sobre su caparazón y, sobre la orilla de enfrente, la liebre cargó nuevamente a la tortuga hasta la meta. Como alcanzaron la línea de llegada en un tiempo récord, sintieron una mayor satisfacción que aquella que habían experimentado en sus logros individuales.

Moraleja: Es bueno ser individualmente brillante y tener fuertes capacidades personales. Pero, a menos que seamos capaces de trabajar con otras personas y potenciar recíprocamente las habilidades de cada uno, no seremos completamente efectivos. Siempre existirán situaciones para las cuales no estamos preparados y que otras personas pueden enfrentar mejor.

La liebre y la tortuga también aprendieron otra lección vital: cuando dejamos de competir contra un rival y comenzamos a competir contra una situación, complementamos capacidades, compensamos defectos, potenciamos nuestros recursos… y obtenemos mejores resultados!

Fuente: Newsletter Eduardo Press Consultores
(www.epconsultores.com)

La encontré aquí.

Me ha gustado; pienso que reflexionar y trabajar sobre el compañerismo y la camaradería  a día de hoy, que vivimos en una sociedad competitiva e individualista, es fundamental para cambiar un poquito.

Y tras esto vuelvo al trabajo.

Un saludo muy amable a mis lectores y lectoras, aunque seáis poquitos ^^

 

En la red…

Internet es una gran ventana al mundo, no estoy descubriendo nada nuevo, pero yo si que he descubierto muchas cosas gracias a este pequeño gran mundo al que cada día ando más enganchada.

Soy una usuaria de las redes sociales desde hace ya bastante tiempo, pero la que no deja de sorprenderme es twitter, en la que aun soy solo una novata.

Hoy me ha llegado un correo de nuevo seguidor, Jorge Casar, con una sonrisa en la cara me he dispuesto a conocer quién era y así he llegado a su página de flickr, la primera foto me ha parecido preciosa. Pero lo que más me ha fascinado es su viaje a EE.UU. y de eso quería hablaros.

Ha cumplido uno de mis sueños,viajar en un descapotable rojo conociendo esos rincones que todos conocemos gracias a las películas americanas, el cañón del colorado, Las Vegas, las playas del pacifico… En fin, que os paséis por aquí para ver un montón de rincones 🙂

Era muy largo para contarlo en un tweet, es muy corto para hacer una entrada, pero es lo que hay 😉