SanFrancisco

Este viaje está siendo apasionante!

Tenemos días en los que nuestra vida es súper “normal”.Ya estamos asentados y tenemos nuestra rutina,pero hay otros en los que la rutina se ve interrumpida por visitas a Stanford y cenas en lugares ¡¡impresionantes!! Como “Nola“o cositas así…

Hoy estoy poniéndome al día con el blog desde un garito (un pub muy chulo y moderno) en SanFrancisco en el que Víctor tiene un evento; es asombroso!
Hace un día de sol espléndido y hemos dado un paseo muy agradable por la ciudad. Hemos tomado el “Lunch” (vamos el almuerzo de toda la vida de dios, pero más temprano)en un restaurante típico de comida americana (con sus milkshakes y todo) como un “Peggie Sue´s” original o algo así. Con deciros que había un negrata en la barra tomándose un plato de salchichas, tostadas,etc con un vaso de leche,creo que os lo digo todo.

San Francisco es una ciudad de enormes cuestas y mayores contrastes. Hay mucho loco, pero loco loco… Mientras comíamos hemos visto a una chica bajando una cuesta,por el carril bici, en una carretera súper transitada ¡¡con un carrito de supermercado!! Iba demasiado rápido y ¡es un vehículo que no tiene frenos! Aunque ir en bicicleta por una ciudad tan enorme y con el trafico de California ya me parece una locura,aunque sea por el carril bici y con frenos. Jajajaja

Una cosa curiosa que vemos hoy son grupos de Santas. No sé exactamente el por qué,pero hay grupos de gente que van disfrazados de ayudantes de santa Claus, juntos y alegres por las calles. Parecen reuniones de universitarios,compañeros de trabajo o algo así celebrando que las fiestas se acercan ¡mola tela! Es parecido a ver una despedida de soltero,pero de día y con temática navideña. ¡ un santa hasta nos ha ofrecido caramelos! Jo, lo de los caramelos, da para un post hablando sólo de comida y supermercados ¡tengo muchas cosas que contar!

Volviendo a San Francisco, hoy es el tercer día que venimos, aunque hemos pasado por la cuidad un par de veces más. Las primeras veces conocimos el centro financiero, el lugar dónde se encuentran todos los edificios altos de la cuidad ¡y el dinero! El tráfico por esa zona es horroroso y encontrar aparcamiento fue carísimo! Pero conocimos una zona súper transitada y  cosmopolita. Es como el “walk street” de la costa este.

Fuimos a nuestro nuevo banco y abrimos una cuenta americana (para pagar aquí y mover el dinero con menos problemas) Os pongo una foto desde las oficinas del BankOfTheWest.20131118_113507

¡¡Menudas vistas!!Se que en la foto,al estar a contra luz se me ve muy mal,pero lo importante son las vistas.Es de esas cosas que te hacen sentirte pequeñito,como una hormigita en el mundo.

Cuando te alejas un poco del centro financiero, no hace falta mucho, en San Francisco puedes encontrar cuestas y bajadas, grafittis enormes,tranvías que recorren la ciudad enganchados a un cableado que inunda el cielo de las calles de la cuidad,carreteras con tres carriles para cada lado de la circulación, edificios preciosos hechos y decorados con madera,edificios modernos en los que ves mucho cristal…¡De todo! Y mucho moderno, es una ciudad muy cosmopolita en la que hay mucha gente de muchas nacionalidades distintas.Y mendigos. ¡Hay muchísimos mendigos en San Francisco! (Bueno, no necesitas alejarte del centro financiero para verlos)
La zona portuaria de la cuidad también es un lugar chulísimo para darse un paseo.Dos días a la semana ponen un mercado en esta zona, en el que venden fruta y verdura fresca, pescado y no se que cosas más.Nosotros, aún sólo lo hemos visto desde el coche.

Sí te alejas aún más del centro, en San Francisco hemos podido encontrar zonas de recreo bastante chulas.Hemos conocido un parque enorme en el que la gente puede ir a practicar deporte ¡¡de forma gratuita!! Había una zona de columpios para los más peques, un campo de cesped muy,muy grande junto a un campo de beisbol y pistas de tennis.

También hemos estado en una zona de barbacoas al lado del océano, a los pies del Golden Gate, rodeados de arboles… Hay unas mesas de camping con barbacoa, ¡ tu sólo tienes que llevar la carne,el carbón y alguna herramienta! Parecido a ir a al peñon del cuervo,pero mejor ¡¡había baños!! ¡Y aparcamiento!
Así vamos, encontrando como los mitos sobre los Yanquis se cumplen sobre manera.Afortunadamente,no para todo.

De momento, poco más que contar de San Francisco, aún nos queda salir una noche de fiesta por aquí para poder contaros más cosas, pero algo me dice que lo haremos en tren.

Anuncios